Real Decreto Ley 4-2013

 

Medidas fiscales introducidas por el Real Decreto–Ley 4/2013 de apoyo al emprendedor y de estímulo del crecimiento y de la creación de empleo

El pasado sábado 23 de Febrero de 2013, veía la luz el Real Decreto–Ley 4/2013, de medidas de apoyo al emprendedor y de estímulo del crecimiento y de la creación de empleo. El mismo establece una serie de medidas que como viene siendo ya habitual en los textos publicados desde 2012 pretenden alcanzar 3 objetivos fundamentales: (i) dotar a la economía española de estabilidad macroeconómica tanto en términos de déficit público e inflación como de equilibrio exterior, (ii) lograr unas entidades financieras sólidas y solventes, que permitan volver a canalizar el crédito hacia la inversión productiva y (iii) conseguir un alto grado de flexibilidad que permita ajustar los precios y salarios relativos, de forma que se consiga aumentar la competitividad de nuestra economía. A continuación pretendemos poner de manifiesto las medidas fiscales recogidas en el citado Real Decreto siendo este el campo que entendemos más interesa a nuestros lectores.

Como viene siendo habitual el objetivo de este artículo es el de informar, por encima de valorar el acierto o no de las mismas. Dentro de estas medidas distinguiremos aquellas que afectan al Impuesto sobre Sociedades (en adelante “IS”), de aquellas que lo hacen al Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (en adelante “IRPF”).

Impuesto sobre Sociedades

Tipo de gravamen reducido para Entidades de nueva creación. A continuación se destacan los principales requisitos que deben de cumplirse para optar a su aplicación:

  • Podrán disfrutar de la aplicación del mismo, personas jurídicas (sociedades) que realicen actividades económicas. Entendemos que con esta matización se dejan de lado tanto las sociedades de mera tenencia de bienes como aquellas de arrendamiento de inmuebles que no dispongan de personal ni local donde desarrollar su actividad, según la jurisprudencia reciente. Destacar que la actividad económica no podrá haberse desarrollado con anterioridad: (i) ni por otra persona o entidad vinculada del art. 16 del TRLIS, (ii) ni por una persona física que, de manera directa o indirecta, ostente más del 50 % de participación en el capital o en los fondos propios de la nueva entidad, y además hubiera ejercido la actividad económica durante el año anterior a la constitución. No se considerará entidad de nueva creación aquella que pudiera formar parte de un grupo de empresas (en el sentido del art. 42 del Código de Comercio), aunque no formulase cuentas anuales consolidadas.
  • Será de aplicación para aquellas sociedades, constituidas a partir de 1 de enero de 2.013.
  • La tributación para este tipo de sociedades será:
  • Base imponible:

- Entre 0 y 300.000 € al 15 %

- Resto al 20 %

- Si el período impositivo fuese inferior al año, el primer tramo anterior se entenderá en proporción al número de días del aludido período impositivo.

  • El mencionado tipo de gravamen será de aplicación sólo para el primer ejercicio en el que la Base Imponible resulte positiva y el siguiente.

Impuesto sobre la Renta de las Personas Fisicas

Exención de las prestaciones por desempleo en su modalidad de pago único – A continuación aquellos aspectos de la medida que consideramos más relevantes:

  • Queda suprimido, el límite de exención de 15.500 €, vigente desde 2.010.
  • Pasa a contemplarse la posibilidad de disfrutar de la exención si las cantidades percibidas se destinaran a realizar una aportación al capital social de una entidad mercantil, atendiendo a los requisitos que ya se contemplaban: mantenimiento de la acción, participación o actividad durante el plazo de cinco años.
  • Se elimina la posibilidad de imputar la prestación por desempleo en su modalidad de pago único en proporción al tiempo que en cada período impositivo se hubiese tenido derecho a la prestación de no haber mediado el pago único.

Reducción del 20 % del rendimiento neto positivo declarado – Medida que será de aplicación a los contribuyentes del IRPF que hubieran iniciado el ejercicio de una actividad económica a partir de 1 de enero de 2.013. Aludiendo a los siguientes hechos:

  • La determinación del rendimiento neto de la misma deberá determinarse con arreglo al método de estimación directa.

- Se entenderá que se inicia una actividad económica cuando no se hubiera ejercido ninguna actividad económica en el año anterior a la fecha de inicio de la misma. En caso de que la actividad o actividades ejercidas durante ese año anterior no se entenderá incumplido este requisito.

  • Será aplicable está reducción para el primer ejercicio en el que el rendimiento neto declarado de la actividad resulte positivo y el siguiente.
  • Se establece un límite de 100.000 € a los que aplicar esta reducción del 20 % del rendimiento neto positivo.
  • La mencionada reducción no será de aplicación en el período impositivo en el que más del 50 % de los ingresos del mismo procedan de una persona o entidad de la que el contribuyente hubiera obtenido rendimientos del trabajo en el año anterior a la fecha de inicio de la actividad.
  • La reducción se aplicaría al rendimiento neto declarado por el contribuyente, por lo que no operaría si ese rendimiento se viese incrementado por actuaciones posteriores de la Administración Tributaria.

Alfonso Garrido Picon

B Law and Tax

 

Etiquetas: alfonso garrido picon, modelo 720, asesoria fiscal expatriados, spanish tax advisor, spanish tax advice, spanish tax expatriate, alfonso garrido